[Microcuentos] Jorge Antonio Osorio

Mientras come tímidamente las ramitas con sabor a queso, Raulito mira los festivos cuerpos que se contonean, provocadores, a punto de cruzar el umbral de la promesa erótica. Esos cuerpos que quizás se encontrarán perfectamente horizontales antes de que acabe la noche, provocando en Raulito la frustración propia del que parece destinado a esperar. Continúa leyendo [Microcuentos] Jorge Antonio Osorio