[Poemas] David González



las ceremonias creativas
son un huevo de serpiente
sostenido por dos palos

ambas manos entrelazadas
tornan en espiral la sombra
cierran el occidente
que habito y me habita.




nazca
reciba los nutrientes necesarios para desarrollar su cerebro
siéntase el perro de Pavlov antes de saber que existe algo llamado así
tenga una familia disfuncional
lea siempre cualquier cosa que caiga en sus manos
lea poesía
lea poesía desordenadamente
lea poesía hasta pensar que no hay más nada nuevo por decir
piense en no volver a escribir
sienta la poesía rondar en la nuca
conozca la incineración
use las palabras como bayonetas
tenga amigos y piérdalos
sea genital
invéntese una moral o un dios
regocíjese en el barro y la altura
indague en la intensidad
inmólese
siéntase morir
resucite
entiéndase uno más
descifre el run run del viento.




la ansiedad
es loba
que vela
por su cría
en los márgenes
del extravío.




Tito

La madera tiene memoria,
presencias difusas y ancestrales
crean un mundo verde
con solo nombrarlo.
La luz
desciende verticalmente
en silencios profanados
por cipreses
que simulan
el bosque
nos está mirando.




Goya no dibujaría
los perros gordos del miedo
ni nuestra pérfida ceguera,
únicamente el poema
parece intuirlo.







David González (Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 1979) Argentina. Vive en Viedma, Patagonia Argentina desde 1986. Publica textos y poemas en revistas impresas o digitales, páginas web de Latinoamérica, EEUU y España. Publica la plaquette de poesía “11” (ediciones de La Mariposa y La Iguana) en el año 2016 y en en 2019, 40º 63º, un poemario editado por Vela al Viento. Integra 11+4, un colectivo artístico de diversos lenguajes (poesía, música, imagen, teatro, etc) 2016/2020. Integra Ojos de Perro, historias escritas a 4 manos, con Laura Raiteri y Postales de relatos con ilustraciones de Chelo Candia.