[Editorial] Un lugar para la creación y la lectura

La idea que articula y estructura esta porfía se fundamenta en la necesidad de crear espacios para la convergencia creativa. Observatorio [19] quiere mirar y mirarse en el hacer literario de nuestras alumnas, alumnos y colegas. Quiere ser, entre otras cosas, una plataforma de conocimiento del hacer creativo literario, una puesta en diálogo abierto con escritores en el sur, asumiendo que esta ciudad sea, en cierto modo, una puerta al sur territorial y sus múltiples imaginarios. Diálogo y convergencia constituyen el conjunto de lentes para este observatorio del espacio literario. Lo primero, apunta a la creación de comunidad sobre la base del reconocimiento en la palabra; lo segundo, señala la necesidad del cruce y del agenciamiento de identidades. Dicho en términos llanos, lo que se busca es favorecer y visibilizar las identidades literarias que fluyen en nuestra comunidad, para ello se convoca, a modo de conjura, a quienes en este sur hacen su literatura; escritoras y escritores que, en este desierto de lo real, traman la poesía porvenir en sus relatos.

Siguiendo con el afán de conectar con la literatura, es que consideramos que esta es inherente a las diversas realidades. Entendemos que vivimos momentos confusos, agotadores, de profunda reflexión y trabajo que nos demuestran lo volátil de nuestros estados de quietud. Por lo mismo, consideramos que estos espacios del arte y la literatura, en diálogo con nuestras diversas realidades, son muy valiosos a partir de la necesidad de expresar aquello que más nos duele, nos sobrecoge, nos molesta, nos emociona y entristece, tanto en lo personal como en lo colectivo. Esto nos llevará a agudizar nuestra mirada y repensar nuestras vidas y procesos creativos, porque nunca ha sido fácil dar voz a lo que vivimos, pero siempre ha sido una forma de resistir.

La intención de sostenerse en esta porfía creativa fabrica este proyecto. Muchas veces aparece en nosotros el sentimiento de enajenación y cómo no, si este suelo parece cada vez más ajeno e inestable. Ciertamente, se busca refugio. El ser humano es un ser de encierro, es un ser de lugares y la literatura no está exenta de la condición de topos. Cuando se cruza literatura y realidad, se produce un extraño fenómenos de diálogo entre aquello interpretado y el intérprete; esto quiere decir que la literatura, como lugar, es una interpretación del mundo que algunos preferimos habitar y, por el contrario, incluir en ella al mundo. ¿Cómo podría el arte estar ajeno a su contemporaneidad, de alguna positiva o negativa manera, si en definitiva se ve expresada como una perspectiva de sociedad que es compartida por una comunidad? En la palabra escrita está el soporte de una realidad a la cual se enfrenta el ser humano. Por eso la poesía y la narrativa, en sus amplias formas, son lugares a los cuales se puede acudir huyendo y salir de allí, también, huyendo.

Además, durante el año 2019 y de forma paralela a la realización de la sesiones de poesía, un grupo de alumnos de la carrera Pedagogía en Lengua Castellana y Comunicación de UCTemuco nos reunimos semanalmente en el marco de un taller de creación literaria. Así como la actividad de conversación con poetas locales se denominó Observatorio [19], optamos entonces por llamar del mismo modo a nuestro grupo taller. Con el objeto de dar difusión a nuestro trabajo, hemos creado una sección en nuestra revista denominada Taller Observatorio.

Por último, no podemos dejar de agradecer a quienes apoyan este taller abierto; que, en su primer ciclo, se extendió a lo largo tres sesiones. Primero, a las y los estudiantes, colaboradores y asesores que participaron. A la comunidad y al público en general que dio realce y visibilidad a este proyecto. Nuestras gracias a la Facultad de Educación y su departamento de Educación Media; a la carrera de Pedagogía en Lengua Castellana y Comunicación; al Programa de Bachillerato en Ciencias y Humanidades y al Departamento de Lenguas de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades. Observatorio [19] busca aportar a los planes de desarrollo de estos departamentos y carreras, en la medida que la creación literaria es experiencia del mundo, experiencia crítica que permite pensar un mundo diferente, acaso mejor.

Equipo Editorial Observatorio [19]